Skip Navigation LinksAntioquia Visible > Análisis y opinión > de-que-se-trata-el-estatuto-de-oposicion

¿De qué se trata el Estatuto de Oposición?

Por Carolina Muñoz Benitez

Durante 27 años de vigencia de la Constitución de 1991, las garantías planteadas a la oposición consagradas en su artículo 112 no fueron implementadas debido a que el Congreso se negó en repetidas ocasiones a reglamentar su contenido. Once proyectos de ley estatutaria se hundieron en el intento por fortalecer los escenarios democráticos que, luego de un rígido sistema bipartidista y una continua persecución a las ideologías alternativas, se requería con urgencia.

No obstante, el pasado 9 de julio (2018) , el ex presidente Juan Manuel Santos dio fin a esta larga espera sancionando el Estatuto de Oposición que comenzó a regir a partir del 20 de julio. Este, con una pertinencia renovada en razón de la firma de los acuerdos de paz con las FARC, establece en cinco capítulos, los derechos de los partidos y movimientos declarados en oposición al gobierno, y los mecanismos para protegerlos, que serán abordados en términos generales a continuación.

Para comenzar, el Estatuto enuncia los principios que lo rigen, entre los que se encuentran la democracia, la libertad de pensamiento y opinión, la equidad de género y la construcción de una paz estable y duradera. Estos elementos son de suma importancia porque le dan legitimidad a la oposición y reconocen su importancia para la resolución de conflictos a través del diálogo. Además, promueven la no estigmatización hacia aquellos que tienen ideologías políticas alternativas y propician la  inclusión de todos los sectores sociales.

Ahora bien, en cuanto a su contenido normativo, cabe decir que los partidos y movimientos políticos declarados en oposición al Gobierno Nacional tienen derecho a una financiación adicional del 5% por parte del Fondo Nacional de Financiación Política. Adicional a esto, tienen múltiples opciones de divulgación política a través de los medios de comunicación del Estado y aquellos que usan el espectro electromagnético como la radio y la televisión[1]. Así:

Mensualmente cuentan con 30 minutos en cada canal y emisora en las franjas de mayor sintonía en los que deben participar de forma paritaria hombres y mujeres.

Luego de las transmisiones oficiales del Congreso tienen 20 minutos para exponer sus observaciones y planteamientos alternativos.

Pueden participar en todas las herramientas de comunicaciones de las Corporaciones públicas.

Cuentan con el derecho de réplica en caso de que cualquier miembro del Gobierno emita tergiversaciones o ataques públicos en su contra, el cual será ejercido en el mismo medio de comunicación por el cual se dieron los motivos, con un tiempo proporcional y una amplia difusión.

Por otra parte, el Estatuto garantiza a las organizaciones políticas de oposición un puesto en la mesa directiva en las plenarias de las Corporaciones Públicas de elección popular tanto nacionales como territoriales (Congreso, Asambleas departamentales, Concejos municipales y distritales) en las que tienen representación; y también, en la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado en la que tendrán un principal y un suplente paritarios.

En esta misma línea, es importante mencionar que uno de los puntos más significativos contenidos en el Estatuto para la oposición es que los candidatos seguidos en votos a los elegidos presidente y vicepresidente a nivel nacional; y gobernador y alcalde a nivel territorial, tienen la oportunidad de ejercer una curul en el Senado, la Cámara de Representantes, la Asamblea Departamental y el Concejo Municipal o Distrital respectivamente.

Por último, el Estatuto consagra la Acción para la Protección de los Derechos de Oposición, que se ejerce a través de una solicitud escrita ante el Consejo Nacional Electoral, la cual debe especificar hacia quién se dirige y debe exponer los hechos y sus respectivas pruebas. De esta forma, el Concejo debe contestar con inmediatez y en caso de proteger el derecho, su cumplimiento debe darse dentro de las 48 horas siguientes.

A partir de lo anterior, es posible concluir que el Estatuto de Oposición es una herramienta de vital importancia para el pluralismo político y la democracia, pues crea espacios en los cuales el conflicto se tramita a través de la argumentación, y permite dar mayor cabida a ideologías y formas de pensar que históricamente han sido relegadas. De esta manera, el reto tanto para las instituciones como para la sociedad civil es su implementación, que en un contexto de posconflicto como el que atraviesa Colombia, si bien puede ser complejo, es necesario para la reconciliación nacional.

Fuente: Ley N·o. 1909. Por medio de la cual se adopta el estatuto a la oposición política y algunos derechos a las organizaciones políticas independientes.9 de Julio de 2018.

[1] Esta disposición incluye también a las organizaciones políticas de oposición a nivel territorial que accederán a los medios de comunicación de la zona.

Última modificación: 17/10/2018 4:45 p. m.